Blog & Noticias

SISTEMA DE ACARREO PARA TU PROYECTO

Un sistema de acarreo se compone específicamente por dos elementos: transporte y carguío; es decir, un camión combinado con la pala hidráulica, eléctrica, híbrida o un cargador frontal principalmente.

Según las particularidades y exigencias de cada operación, el comportamiento de ambos equipos (camión y equipo de carguío) será diferente, es por ello la importancia de realizar una adecuada asignación de recursos al menor costo posible.

Los equipos para el carguío y transporte de un proyecto deben cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Compatibilidad física entre los equipos de carguío y transporte con la operación; es decir, que su dimensionamiento vaya a acorde con las condiciones normales operativas y de seguridad.
  • Compatibilidad física entre el equipo de carguío y el de transporte, siendo el equipo de carguío capaz de operar con el equipo de transporte en conjunto (altura de descarga del carguío v/ s altura de carga del transporte, Por ejemplo: match pala/camión.

Después de definir el proyecto y los alcances de la operación, podemos determinar la cantidad y el tipo de equipos necesarios, tomando en cuenta 3 factores para su selección:

  1. Condiciones del entorno tales como:
    • Clima: precipitaciones, vientos y temperatura.
    • Geografía: altitud, tipo de terreno y accesibilidad.
    • Infraestructura: electricidad, mano de obra, talleres de maquinarias, exigencias ambientales.
  2. Las características del yacimiento en casos de proyectos mineros:
    • Potencia, propiedades geomecánicas, estabilidad de taludes, ángulo de reposo de materiales.
    • Tipo y forma, espesor, inclinación.
    • Densidades, factores de esponjamiento y abrasividad.
  3. La geometría de la superficie donde se va a operar, sus requerimientos específicos y/o dimensiones de la excavación, si fuera el caso:
    • Ancho de las rutas.
    • Ritmo de operación.
    • Tiempo de ejecución del proyecto.
    • Altura de banco

Con esta información podemos seleccionar los equipos que el proyecto necesita sin inconvenientes, eligiendo entre equipos diésel y equipos eléctricos, por ejemplo.

En los equipos diésel, las alturas disminuyen su potencia debido a la falta de oxígeno para generar la combustión interna del motor, lo cual es necesario para que el equipo funcione adecuadamente; mientras que los equipos eléctricos se ven menos afectados en alturas, ya que no necesitan de una combustión interna (consumo de oxígeno) y no disminuirá el rendimiento.

En IKA somos expertos en la prestación de servicios industriales integrales con equipos, ayudándote no solo con la selección y estimación de cantidades adecuadas de equipos para tus proyectos, sino también con el arriendo y suministro de los mismos. Brindamos soluciones innovadoras.